Cómo mantener la buena relación con la empresa tras una candidatura rechazada

  • April 11, 2019

Nunca es fácil aceptar que te digan que no. Especialmente cuando has dedicado mucho tiempo y esfuerzo en presentar una buena candidatura y sudado la gota gorda haciendo varias entrevistas. Tenías muchas esperanzas y la espera fue larga y dolorosa. Formabas parte de los pocos candidatos que habían logrado pasar a la última etapa del proceso de selección y estabas a punto de conseguir el trabajo de tus sueños. Pero, de repente, te llaman de la empresa y te anuncian que han elegido a otro candidato... Ni siquiera has tenido tiempo de entender lo que estaba pasando antes de que la llamada haya terminado.

Aunque le habías echado el ojo a otras ofertas interesantes, esta era tu favorita. Estás decepcionado porque no has conseguido el puesto y no sabes cómo reaccionar. Pero ¿qué debes hacer para quedar bien con la empresa y dejar la puerta abierta de cara al futuro? Welcome to the Jungle te da las claves para que superes la situación y consigas mantener una buena relación con la empresa. Nunca se sabe lo que el futuro te tiene reservado profesionalmente.

1. Asimila la noticia

Tienes derecho a reaccionar: grita, llora, libérate de la frustración... ¡pero en privado! No pierdas los nervios delante de tu interlocutor, pues cerrarías todas las puertas para el futuro. Date un tiempo para asimilar la noticia y recuerda que el hecho de que hayan elegido a otro no significa que tu candidatura fuese mala.
¿Has presentado candidaturas para otras ofertas de empleo e incluso ya te han llamado y tienes entrevistas a la vista? No dejes pasar la oportunidad de centrarte y prepararlas bien.

2. Dale las gracias al entrevistador

Por e-mail, carta, teléfono... Da igual cómo lo hagas, pero dale las gracias al entrevistador por haberte informado del estado del proceso de selección. Muéstrale tu agradecimiento por el tiempo que te ha dedicado. Esto demostrará tu madurez y te permitirá mantener una buena relación con él.

Aprovecha para decirle que ha sido todo un placer para ti poder conocer mejor la empresa y dile que te gustaría que guardase tu currículum por si surgen otras oportunidades (en la misma empresa o entre sus contactos).

Si quieres, expresa tu decepción. Es también una oportunidad para (volver a) dejar claro que la empresa te gusta y que pueden contar contigo si vuelve a quedar libre un puesto similar. Trata de encontrar el equilibrio: no te resignes, pero tampoco te muestres pesado ni insistente.

Deséale buena suerte a la empresa y a tu interlocutor para el futuro. Recuerda que la vida se encargará de sorprenderte. Nunca se sabe qué puede ocurrir en un futuro inmediato:

  • Puede crearse o quedarse libre otro puesto de trabajo.
  • Puede que un trabajador cambie de empresa y necesiten contratar a alguien para formar un nuevo equipo.
  • Puede que el candidato elegido rechace la oferta en el último momento en beneficio de otra más interesante, o que éste decepcione a la empresa y no supere el periodo de prueba.

De hecho, en España el 40% de los contratos indefinidos no sobrevive más de un año. Posibilidades no faltan. Sobre todo si formas parte de la lista seleccionada por el responsable de la contratación.

3. Pregunta por qué no te han elegido

Pedir puede resultar muy útil para seguir buscando trabajo de manera eficaz:

  • Te ayudará a analizar el proceso de selección.
  • Comprenderás por qué han tomado esa decisión.
  • Te darán consejos.
  • Entenderás cómo puedes mejorar.

¿Qué ha hecho que no estuvieras a la altura? ¿El currículum, la carta de motivación, la entrevista de trabajo? Convierte esta respuesta negativa en una valiosa herramienta de desarrollo profesional que te ayude a entender por qué no has sido elegido. De esta manera te sentirás más seguro de ti mismo y aumentarás tu autoestima. Intenta transformar el sentimiento de fracaso en una experiencia constructiva. Trata de adoptar una actitud positiva, propia de un trabajador dotado de espíritu de equipo, siempre dispuesto a aprender y capaz de ver un rechazo como una oportunidad para levantarse de nuevo y seguir avanzando. De esta manera darás una buena imagen a tu interlocutor y este guardará un buen recuerdo de ti.

Si lo estimas necesario, puedes aprovechar para asegurarte de que no ha habido malentendidos con respecto a tus competencias profesionales. Puedes intentar argumentar o justificar por qué no has podido demostrar tus habilidades durante la entrevista o las pruebas, ero no por ello solicites otra entrevista.

4. Mantén el contacto profesional

Añade a tu interlocutor a tu lista profesional de contactos. No dudes en enviarle una invitación de LinkedIn, por ejemplo, sobre todo si crees que pueden surgir otras oportunidades:

  • Pueden quedarse libres otros puestos en la misma empresa.
  • Tu interlocutor puede considerar que tu perfil corresponde a otro tipo de puestos y podrá animarte a probar suerte.
  • Un puesto similar podría volver a quedarse vacante en unos meses. Si esto ocurre, deja pasar un poco de tiempo y envíale un e-mail para pedirle otra cita.

Si no fuiste elegido por falta de experiencia, vuelve a ponerte en contacto con él una vez hayas adquirido las competencias que te faltaban. Mientras tanto trata de no perder el contacto y mantente informado de las novedades de la empresa. Demuéstrales que tu falta de experiencia se ve compensada por tu pasión por el trabajo.

No tires la toalla, pero si has intentado ponerte en contacto varias veces con tu interlocutor y no has obtenido respuesta, es mejor que no sigas insistiendo. Espera a que quede vacante otro puesto. Nunca se sabe.

Traducido por María Gutiérrez Alonso

¡Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook y abónate a nuestra newsletter para recibir nuestros mejores artículos!

Ingrid Dupichot

Freelance Content Writer

  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en LinkedIn

Descubrir más

Los últimos artículos

¡Síguenos!

¿Buscas respuestas? Recibe tu dosis de inspiración semanal y las ultimas tribus de la jungla.

Y en nuestras redes sociales: