¿Puede la blockchain revolucionar el mercado laboral?

  • April 1, 2019

A menos que en 2018 pasaras mucho tiempo encerrado en una cueva, aislado del mundo, es muy probable que hayas oído hablar del término “bitcoin”. De hecho, la mayoría de comentarios que aparecieron en torno a la “blockchain” fueron causados por la fulminante subida del valor del “bitcoin”. Muchos piensan que esta criptomoneda, la más conocida basada en tecnología “blockchain”, podría revolucionar el sistema bancario y financiero internacional.

Mucha gente no entiende que, para los inversores en “bitcoin” y los amantes de las nuevas tecnologías, la “blockchain” o cadena de bloques no es solo una manera de ganar mucho dinero en poco tiempo. En realidad, si esta nueva tecnología se muestra a la altura de su potencial, podría tener, en un futuro cercano, importantes consecuencias directas sobre la manera en que organizamos muchos de nuestros sistemas, y no solamente el sistema financiero. Desde la protección contra la usurpación de la identidad en línea hasta la gestión de los coches autónomos: las aplicaciones de la “blockchain” son prácticamente infinitas.

Estos cambios afectarían también de forma significativa al mercado laboral, pues la blockchain transformaría la manera en la que los candidatos a un puesto de trabajo buscan y presentan sus candidaturas, así como la manera de gestionar los salarios y otros procesos administrativos posteriores a su contratación.

¿Qué es exactamente la blockchain?

Esencialmente, la tecnología blockchainpermitiría crear un registro descentralizado y seguro mediante el cual los usuarios podrían validar los datos relativos a una transacción determinada. De esta manera se suprimirían los intermediarios y se acelerarían los procesos, que serían además más seguros, transparentes y eficaces.

Por ejemplo, cuando votamos ¿cómo podemos saber si nuestra papeleta se ha tenido en cuenta de verdad? Y cuando compramos un café procedente del comercio justo, ¿cómo podemos saber si su origen es el que nos dicen? Para poder aclarar estas dudas, habría que instaurar un sistema fiable de almacenamiento de datos, en el que estos pudieran ser comprobados por cualquier persona, y cuya seguridad estuviera garantizada.

Y aquí es donde la tecnología blockchain entra en acción.

Sin entrar demasiado en detalles técnicos, el funcionamiento de la blockchain se basa en bloques de datos que unidos forman una cadena cronológica, que queda almacenada y protegida gracias a la criptografía. Dichos bloques construyen una red muy difícil de corromper, por lo que la tecnología blockchain constituye un medio seguro de almacenar información de manera permanente en una red global de ordenadores.

La tecnología blockchain en el mercado laboral

Aunque el uso de la blockchain en el ámbito laboral aún está dando sus primeros pasos, a continuación vamos a exponer tres procesos del sector que podrían sufrir una gran transformación si esta tecnología comenzara a utilizarse. Dichos procesos tienen que ver con la manera en que los candidatos de un puesto de trabajo interactúan con la empresa durante el proceso de selección, así como con las decisiones que los empleados toman en su trabajo una vez contratados.

1. Contratación de los candidatos

Una encuesta realizada por CareerBuilder desvela que el 58% de los seleccionadores constata información falsa en los currículums que recibe en algún momento. En efecto, comprobar la veracidad de esta información sigue siendo hoy una de las tareas a las que más tiempo dedican los responsables de recursos humanos. Comprobar las recomendaciones laborales y los diplomas requiere mucho tiempo y cuesta mucho dinero.

La tecnología blockchain promete ofrecer un registro digital inalterable o “rastreado”, que aceleraría y automatizaría la manera en que las empresas comprueban los datos relativos a la identidad de los candidatos y mejoraría así la correspondencia entre dichos candidatos y los puestos de trabajo. Este proceso estimularía igualmente la productividad, un factor particularmente importante para las pequeñas y medianas empresas (PyME), a las que les cuesta encontrar los candidatos que necesitan.

Pero este nuevo registro no solo beneficiaría a las empresas. Las instituciones académicas podrían también añadir los diplomas obtenidos por los candidatos. Esto haría disminuir el tiempo que los seleccionadores dedican a comprobar las referencias laborales y los candidatos podrían ser contratados con mayor celeridad.

Y aún más importante, los seleccionadores tendrían acceso a currículums fiables y “constantemente activos” basados en la tecnología blockchain. De esta manera, los candidatos podrían ser evaluados en función de sus competencias reales actualizadas, y no solamente en función las competencias que hayan incluido en su currículum. La tecnología blockchain eliminaría así una etapa entera de las entrevistas de trabajo y tanto las empresas como los candidatos podrían concentrarse en lo que verdaderamente importa, como los objetivos personales, las aspiraciones o la compatibilidad de los candidatos con la cultura de empresa del puesto en cuestión.

Un currículum blockchain permitiría también una mayor protección contra el fraude. Desde que nacieron las plataformas digitales de contratación, a menudo los cibercriminales se hacen pasar por empresas o agencias de contratación con el objetivo de acceder a los datos de los candidatos. Un reciente informe realizado por PwC indica que la industria de la búsqueda de talentos (vulnerable a los ciberataques) podría sacar provecho de la tecnología blockchain, ya que esta se convertiría en una herramienta de prevención de fraude y de refuerzo de la ciberseguridad.

Pero un currículum blockchain no solo protegería a los candidatos de los ciberataques, sino que les ofrecería un total control sobre la propiedad de sus datos. Esto representaría un profundo cambio en la manera en que actualmente se conciben y gestionan los datos individuales.

Hoy en día, los datos son recogidos de manera centralizada en plataformas como LinkedIn y después son vendidos a los usuarios. Pero la tecnología blockchain permitiría crear una red social realmente descentralizada, en la que fueran los propios usuarios quienes controlaran sus datos de manera individual. Además, podrían monetizar sus competencias profesionales mediante micropagos y proveer así contenidos, comentarios e incluso efectuar ciertas tareas. La primera plataforma que ha puesto en práctica esta aplicación de la blockchain se llama Steem, que utiliza un sistema de recompensas basado en la blockchain para incitar a sus contribuidores a monetizar los contenidos que publican y desarrollar así la comunidad. Esto hace que las empresas seleccionadoras puedan consultar directamente los datos publicados por los propios candidatos, en lugar de pagar a una plataforma para acceder a ellos.

Algunas empresas ya se han fijado en el potencial de la tecnología blockchain. La plataforma de comprobación de datos laborales APPII ha ayudado a TechnoJobs a convertirse en la primera web que ofrece currículums verificados a los seleccionadores gracias a la tecnología blockchain. Jobeum también ha optado por utilizar la blockchain para crear una “herramienta de contratación similar a LinkedIn” y HireMatch la utiliza para ayudar a sus usuarios a reducir los costes en materia de búsqueda, entrevista y contratación de nuevos empleados.

En cualquier caso sería necesario crear nuevas leyes y normativas que protegieran la vida privada de las personas que buscan empleo y que a la vez permitieran que el sistema siguiera siendo útil para las empresas. Quizás haya que esperar varios años hasta que se encuentre el equilibrio entre normativa y eficacia.

2. Contratos inteligentes: menos papeleo y una integración más rápida

En lo que respecta a los trabajadores, la blockchain no se contentaría solo con acelerar el proceso de pago, sino que les ayudaría a arrancar mucho más rápido en sus nuevos empleos, simplificando los aspectos más fastidiosos y que más tiempo requieren.

Establecer “contratos inteligentes” basados en la tecnología blockchain, es decir, contratos automatizados que pusieran en marcha automáticamente una acción en la blockchain cuando se reunieran varias condiciones, permitiría ahorrar un buen número de transacciones administrativas (como los nombres de usuario y contraseñas, los modelos de e-mails y las check-lists) a las que a menudo dedicamos mucho tiempo durante las primeras semanas en un nuevo puesto de trabajo.

Este potencial en cuanto a rapidez, transparencia y descentralización (asociado a una reducción considerable de los costes de transacción y de los riesgos operacionales) es lo que hace que la blockchain sea una alternativa interesante a la manera actual de gestionar los contratos.

Aunque grandes empresas como Oracle han registrado recientemente patentes con el propósito de utilizar la tecnología blockchain para mejorar la eficacia de los flujos de trabajo de sus empleados, no todo el mundo cree en la seguridad de los contratos inteligentes basados en la blockchain. Un reciente estudio realizado por University College de Londres (UCL) analizó cerca de un millón de contratos inteligentes Ethereum y estimó que más de 30 000 de ellos eran “vulnerables”. Los fallos de seguridad siguen siendo una preocupación real.

Los contratos inteligentes podrían además conllevar problemas de orden jurídico. Actualmente, en la mayoría de los países, los contratos se firman sobre una base de principios implícitos conocidos como “de buena fe y lealtad”, relativos a la idea de que las partes contratantes se tratarán de manera justa y respetarán sus ventajas contractuales respectivas. Sin embargo, todavía queda definir cómo un acuerdo que se ejecuta de manera automática, como lo sería un contrato inteligente, podría integrar un principio jurídico basado enteramente en la confianza humana.

Además, a día de hoy, los contratos inteligentes no son capaces de dar cuenta de los posibles cambios que pueden producirse en torno a un contrato. Por ejemplo, ¿qué pasaría si una de las partes se sintiera perjudicada y quisiera anular el contrato a posteriori? Actualmente, todo indica que aún se necesita intervención humana, al menos como recurso de emergencia cuando hay conflictos.

3. Salarios pagados en criptomoneda

Por último, pero no por ello menos importante, la tecnología blockchain podría transformar radicalmente la manera actual en la que las empresas pagan a sus trabajadores.

Hoy en día, para los empleados que trabajan para empresas internacionales basadas en el extranjero, el simple hecho de cobrar el salario a fin de mes puede convertirse en un problema. Las variaciones de la tasa de cambio de las divisas afectan a menudo al valor relativo del salario y las transferencias bancarias internacionales tienen fama de ser muy lentas. Esta lentitud se debe principalmente al hecho de que, para emitir un pago, los bancos y demás intermediarios deben proceder a una serie de transacciones y comprobaciones administrativas complejas que ralentizan considerablemente el proceso.

En un mundo en que el tiempo es oro, la tecnología blockchain permitiría que los trabajadores fueran pagados más rápidamente, por no decir de forma instantánea.

Tomemos el ejemplo de Bitwage, una nueva plataforma de pago que combina la tecnología blockchain con tecnologías móviles y cloud para facilitar los pagos internacionales. Utiliza el bitcoin, la criptomoneda más conocida y popular, como medio de pago indirecto. En otras palabras, los trabajadores son pagados en sus divisas locales, pues Bitwage se encarga de convertir los bitcoins y elimina así el riesgo de la pérdida de valor. También podríamos mencionar a Chronobank, que simplemente se deshace de los intermediarios utilizando la tecnología blockchain y permite que los pagos pasen directamente del empleador al empleado.

En la misma línea, la cantautora inglesa Imogen Heap dio mucho que hablar tras haberse decidido a utilizar contratos inteligentes basados en la tecnología blockchain y ethers (una criptomoneda alternativa al bitcoin) para ser pagada por su música. El contrato era completamente público, justo y transparente, y se saltaba los intermediarios como Spotify o Deezer. Aunque estos casos siguen siendo atrevidos y poco habituales, dejan entrever un futuro en el que los pagos serán individualizados.

Para lograr que funcionen, todos estos sistemas dependen de la aceptación de una o varias criptomonedas (como el bitcoin) como forma común y establecida de pago, lo cual todavía no es el caso. Pero eso no quita que la tecnología blockchain ya haya demostrado su potencial y su capacidad de acelerar de manera drástica el proceso de pago de los trabajadores.

Blockchain y Recursos Humanos: más allá de la disrupción

Cabe recordar que no debemos reducir la blockchain a una simple tecnología “disruptiva” capaz de cambiar radicalmente un modelo de empresa tradicional por soluciones menos costosas. La blockchain es también una tecnología que potencialmente podría crear una infraestructura económica y social completamente nueva. Por ello, la complejidad y los obstáculos a los que tendría que enfrentarse para conseguir ser adoptada son colosales. Seguramente pasarán décadas hasta que la blockchain sea realmente aceptada a gran escala, y eso que sus ventajas podrían ser mayores que los costes de su adopción, incluso a largo plazo.

En materia de Recursos Humanos, la blockchain modificaría la propia naturaleza de algunos procesos básicos como la contratación, la subcontratación o los pagos, y haría la vida más fácil a quienes buscan empleo y a los asalariados. Para que todo esto ocurra, las empresas tendrían que adoptar este tipo de tecnología a gran escala. Pero, a día de hoy, la blockchain sigue considerándose arriesgada. Comenzar utilizando pequeñas aplicaciones de uso único es una buena idea para tantear la blockchain antes de pasar al siguiente paso.

Independientemente del contexto específico en el que se use, probablemente la blockchain acabará cambiando radicalmente las reglas del juego. La pregunta ya no es si realmente lo logrará, sino cuándo lo hará.

Ilustración: Marcel Singe

Traducido por María Gutiérrez Alonso

¡Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook y abónate a nuestra newsletter para recibir nuestros mejores artículos!

Kyrill Hartog

Etiquetas

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en LinkedIn

Descubrir más

Los últimos artículos

¡Síguenos!

¿Buscas respuestas? Recibe tu dosis de inspiración semanal y las ultimas tribus de la jungla.

Y en nuestras redes sociales: