Irse a trabajar a Río de Janeiro

  • March 31, 2019

¿Deseas vivir en Brasil a pesar de su situación política conflictiva? Te felicitamos por tu valentía y te damos una serie de consejos para instalarte en Río de Janeiro, ¡la ciudad brasileña más famosa de todas!

El mercado laboral

A pesar de la reciente crisis económica y una tasa de paro de casi el 12%, los brasileños consideran a Río de Janeiro como la tierra de las oportunidades. Aunque esta sea la ciudad más internacional de Brasil, superando con creces a su capital Brasilia, es obligatorio hablar portugués para obtener un empleo cualificado.

Para los empleados:

Espera a tener algunos años de experiencia laboral, puesto que este será un factor determinante para obtener tu visado de trabajo. Además, los brasileños suelen tener preferencia para cualquier empleo. Brasil también tiene la reputación de ser el país del papeleo, así que ármate de paciencia para todos los trámites administrativos. La solución más sencilla sería trabajar en la sucursal brasileña de tu empresa, o también puedes echar un vistazo a las empresas españolas ya instaladas en el país. La Cámara de Comercio Brasil-España fue creada hace casi 95 años, y puedes encontrar numerosas instituciones y empresas españolas, como Santander, Mapfre, Telefónica y Repsol.

Para los empresarios:

El pasado mes de septiembre, la BBC calificó a Brasil como "uno de los países menos innovadores del mundo", así que estudia bien el mercado antes de lanzarte. En 2017, el país tuvo tan solo dos casos de éxito, que fueron dos start-up valoradas en más de mil millones de dólares, en comparación con las 137 que hubo en Estados Unidos. Esto resulta todavía más sorprendente si añadimos el hecho de que los brasileños han abierto los brazos a la transición móvil, pues hay 236 millones de líneas telefónicas activas para 210 millones de habitantes. Cabe agregar que, solo en Río de Janeiro, hay 139 y, en mayo de 2018, la ciudad fue anfitriona de rio.Futuro, una conferencia emblemática de transformación digital e innovación.

Los sectores que más contratan

  • Las nuevas tecnologías: los técnicos de Internet pueden ganar hasta 7.000 reales brasileños mensuales (es decir, unos 2.000 euros).
  • La comunicación: una persona que trabaja en marketing puede ganar, de promedio, 5.000 reales mensuales (unos 1.430 euros).
  • Las finanzas: los mercados brasileños estaban eufóricos después de la primera vuelta de las elecciones presidenciales, pero ese entusiasmo decayó ligeramente después de la elección legítima de Bolsonaro, cuyo programa económico aún no está completamente claro. ¡Ya veremos cómo acaba la historia!
  • La ingeniería (industria petrolera, agroalimentaria, química, etc.): en este ámbito, los salarios mensuales pueden alcanzar hasta los 12.000 reales (aproximadamente 3.435 euros).
  • El comercio: los agentes comerciales ganan entre 6.000 (unos 1.700 euros) y 18.000 reales (aproximadamente 5.000 euros), según la empresa.
  • El turismo: Río de Janeiro predijo unos 1,5 millones de turistas para el Carnaval de 2018 y el país batió su propio récord de visitas turísticas el mismo año, con más de 6 millones de extranjeros que pisaron sus tierras.

La vida laboral

Legalmente, puedes trabajar hasta 44 horas por semana. Sin embargo, la norma es trabajar 8 horas diarias. Se supone que las horas adicionales son remuneradas e incluso que se deben pagar el doble, pero en todas partes pasa más o menos lo mismo: las empresas no necesariamente cumplen esta regla, así que es un punto que debes abordar antes de firmar un contrato. No olvides que los brasileños son muy informales. Julien, que ha vivido en Brasil durante seis años, declara al podcast francés que "muchas de las conversaciones importantes se tienen tomando un café, una cerveza, una comida o incluso una cena". Agrega que incluso si llegan tarde a trabajar, "los brasileños pasan los primeros 20 minutos hablando de cualquier cosa, excepto de trabajo", así que es importante que sepas cómo desenvolverte en el arte de la charla social y las discusiones banales para construir relaciones de confianza con tus colegas. Sin embargo, aprende a respetar los límites, pues respetar la jerarquía es muy importante en la cultura brasileña. Evita también todo tema que pueda ser motivo de discordia, como la política o la religión, si no quieres correr el riesgo de provocar un ambiente tenso en la empresa que se podría volver rápidamente insoportable.

Los pros

  • El buen humor brasileño no es solo un mito.
  • Los churrascos, ¡la carne a la barbacoa brasileña!
  • El carnaval, ¡obviamente!
  • 30 días de vacaciones remuneradas, a los que se añaden más de 10 días festivos.
  • Hay sol y hace calor todo el año, ¡así que tendrás un bronceado garantizado!
  • Las playas legendarias de la ciudad, como Ipanema y Copacabana, entre muchas otras.
  • Río de Janeiro ocupa el puesto 99 de las ciudades con el coste de vida más elevado, mientras que Madrid ocupa el puesto 64.

Los contras de trabajar en Río de Janeiro

  • Brasil es uno de los países más peligrosos del mundo. Lo decimos una y otra vez: evita las muestras de riqueza, no vayas a los barrios considerados como "peligrosos" y no te resistas si alguien intenta robarte.
  • Pasas 51 horas al año en atascos (en comparación con Madrid, que es la ciudad española con más atascos y donde pasas "solo" 42 horas al año).
  • Los subsidios de desempleo son muy bajos. Si ganas más de 485 euros al mes, obtendrás apenas unos 330 euros mensuales.
  • El aborto solo es posible bajo ciertas circunstancias. Por ejemplo, si el bebé es el resultado de una violación, si pone en riesgo la salud de la madre o si el feto sufre de anencefalia.
  • Brasil ostenta el lamentable récord mundial del mayor número de crímenes cometidos contra personas de la comunidad LGBTQI+ (Lesbianas, Gais, Bisexuales, Transexuales, Cuestionándose, Intersex).

¿A quién no le gusta gusta esta ciudad?

Sol y playa todo el año, el Cristo Redentor y un Carnaval endiablado, el bosque de Tijuca y las caipiriñas a dos euros, ¿qué más puedes pedir? En realidad, Río de Janeiro, apodada nada más y nada menos como la "Ciudad Maravillosa", parece ser un paraíso terrenal. Los noctámbulos estarán como pez en el agua, pues abundan las discotecas de salsa que atraen a los bailones hasta la madrugada. Los amantes del deporte podrán trotar plácidamente en cualquiera de las famosas playas que rodean la ciudad, surfear o jugar al fútbol en el país de Ronaldinho y Neymar. Tampoco podrás resistirte a la gastronomía brasileña, con sus espacios para comer al aire libre, restaurantes y vendedores ambulantes. La comida está en todas partes, todo el tiempo, porque en Brasil "¡se come todo el día!", según cuenta al periódico francés L’étudiant Damien, que vivió allí durante un semestre durante sus estudios de ingeniería.

Eso sí, ten mucho cuidado. Río también es una ciudad peligrosa, donde estarás más seguro si eres prudente. Guarda tu smartphone en el fondo de la bolsa y no te pasees por favelas desconocidas. También deberás aprender a ser paciente, especialmente en los atascos que invaden la ciudad en hora punta. Pero no te preocupes, te adaptarás rápidamente a la mentalidad brasileña: pase lo que pase, ¡tudo bem!

Información práctica

El alquiler

Necesitarás encontrar a alguien de confianza o una agencia inmobiliaria que se encargue de encontrarte opciones de vivienda. Debes tener en cuenta que los honorarios de la agencia corren por tu cuenta. Para alquilar un estudio en Río, en el centro de la ciudad, necesitarás unos 438 euros de promedio. Quizá parezca un precio bastante asequible, pero es más alto que el salario medio brasileño (un poco más de 400 euros en 2018). Elige tu futuro barrio con cuidado y sigue los consejos de la gente del lugar para evitar toda situación delicada.

La salud

Brasil ha implementado un sistema de seguridad social pública, del cual te puedes beneficiar si eres un empleado. Lamentablemente, los hospitales y demás establecimientos públicos no son famosos por su eficacia y, claro está, el sistema privado es particularmente costoso. Por esta razón, te recomendamos optar por un seguro privado, por si acaso.

Los transportes

Brasil cuenta con una red de transporte público formada por metros, autobuses y barcos. Esta se amplió sobre todo para los Juegos Olímpicos, pero parece que aún es insuficiente: en hora punta, los vagones van abarrotados y no llegan a todos los barrios (lo que también se debe a la geografía de la ciudad, que hace que sea particularmente difícil desarrollar una red de metro). También puedes invertir en una tarjeta de transporte (4,30 reales, es decir, 1 euro), que puedes recargar a medida que viajes. Un billete de metro te costará lo mismo, pero si quieres combinar autobús y metro, tendrás que pagar 5,80 reales (1,37 euros); metro y BRT (un autobús especial con una vía de circulación reservada) 6,50 reales (1,50 euros); y metro y barco (sí, ¡puedes ir a trabajar en barco!) 8,55 reales (2 euros).

Cabe agregar que, en hora punta, algunos vagones están reservados para las mujeres. También puedes aprovechar el sistema local de alquiler de bicicletas, llamado Bike Rio, y comprar un pase de 10 reales al mes (2,40 euros). Río cuenta con 140 km de carriles bici, pero ten cuidado, porque los automovilistas no siempre respetan las reglas.

Internet y teléfonos móviles

Deberás pagar alrededor de 29 euros mensuales por el servicio de Internet ADSL. En cuanto al móvil, tendrás una gran diversidad y variedad de ofertas, como tarjetas de prepago y planes mensuales. Compara las diferentes operadoras (TIM, Claro o Brasil Telecom) antes de suscribirte a la opción que más te convenga.

Información sobre visados

Brasil ofrece varios tipos de visados para los extranjeros, así que debes ver cuál es el que mejor corresponde a tu situación.

  • Visado de trabajo temporal V: para las personas que se trasladan a una sucursal brasileña de su misma empresa o que poseen habilidades con una alta demanda;
  • Visado de trabajo temporal V técnico: para las misiones cortas en Brasil, este visado permite trabajar durante un máximo de 90 días en el territorio;
  • Visado de negocios Vitem II: también tiene una duración de 90 días, pero es renovable según el caso, hasta una duración máxima de cinco años. Para este visado, se exige un justificante de la empresa.

Para obtener una tarjeta de residencia permanente, debes cumplir con al menos uno de estos requisitos:

  • Estar casado con un ciudadano brasileño
  • Tener un hijo de origen brasileño
  • Ser un inversor independiente
  • Ser un investigador especializado
  • Ser director, gerente o administrador de una empresa o una start-up

Para más información, consulta la página de la embajada brasileña.

Al llegar, debes solicitar tu CPF o número de identificación fiscal. Este es obligatorio para abrir una cuenta bancaria, tener una línea telefónica y, a veces, también para hacer compras y obtener descuentos. Para obtenerlo, visita una agencia del Banco do Brasil, con tu pasaporte y 5,50 reales (1,30 euros).

También debes registrarte ante la policía federal brasileña, por lo que deberás pagar dos tipos de impuestos: el impuesto de registro como extranjero (106,45 reales, es decir, 25 euros) y el impuesto para el carné de extranjero (204,77 reales o 48,50 euros). Primero, debes pagar los impuestos inscribiéndote en la página de la Policía Federal (un procedimiento obligatorio) y haciendo una visita al banco. Después, debes concertar una cita en la sede de la Policía Federal (también es obligatorio) y prever al menos la mitad del día para este trámite. Deberás llevar el formulario de solicitud de RNE (DNI brasileño) debidamente completado, el comprobante de pago de los dos impuestos, un justificante de domicilio, tu pasaporte, dos fotos de identidad con fondo blanco, fotocopias de todas las páginas de tu pasaporte y también, mucho cuidado con esto, tu tarjeta de entrada en el territorio, que es el papel que te piden que rellenes en el avión. ¡Buena suerte!

¡Listo! Ahora todo lo que tienes que hacer es coger el primer avión con dirección a Río de Janeiro para disfrutar de la buena vida bajo las palmeras.

Traducido por Andreína Gil Cabrera

¡Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook y abónate a nuestra newsletter para recibir nuestros mejores artículos!

Anouk Renouvel

Freelance @ Communication numérique

  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en LinkedIn

Descubrir más

Los últimos artículos

¡Síguenos!

¿Buscas respuestas? Recibe tu dosis de inspiración semanal y las ultimas tribus de la jungla.

Y en nuestras redes sociales: