Currículum funcional, cronológico o combinado: ¿cómo elegir?

  • July 9, 2019

Por fin ha llegado el temido momento de salir en busca de la empresa de tus sueños. Primer paso: crear (o actualizar) tu currículum, la principal herramienta de comunicación de las empresas contratantes. Pero, ¿cómo hacer que destaquen al máximo tus títulos y experiencia profesional sabiendo que los entrevistadores solo dedican entre 30 segundos y un minuto a analizarlo? Debes organizar la información de la forma más clara posible a fin de llamar su atención y presentar tu experiencia profesional de la mejor manera. Para ello, más allá de un buen diseño, existen varios tipos de currículums entre los que elegir: cronológico, funcional o combinado. El más adecuado para ti dependerá de tu personalidad, tu trayectoria profesional y tus empleos hasta la fecha.

En Welcome to the Jungle desentrañamos para ti los tres tipos de currículum: funcional, cronológico y combinado, para que puedas elegir el que mejor haga destacar tu candidatura.

Currículum cronológico

Definición

Es el currículum por excelencia, el que primero nos viene a la mente. En él, las experiencias se enumeran dentro de cada apartado siguiendo una cronología inversa, es decir, con las más recientes en la parte superior de la página. Esto tiene lógica, ya que es la experiencia más reciente la que resulta más interesante para las empresas.

Características

El currículum cronológico es el currículum clásico y divide tu trayectoria profesional en apartados (experiencia profesional, formación, idiomas, intereses), del más reciente al más antiguo. Los apartados deben tener el formato siguiente:

Para cada experiencia profesional, indica:

  • Las fechas de inicio y fin del contrato (entrada y salida).
  • La empresa (nombre, dirección, tamaño) y el nombre de tu puesto.
  • Tus responsabilidades (una o dos frases cortas).
  • Tus logros y resultados en cifras (selecciona aquellos que mejor se correspondan con el puesto que buscas). Por ejemplo, para puestos comerciales, es especialmente importante mencionar tus objetivos y los resultados conseguidos.

Para cada formación general o profesional, indica:

  • Las fechas de inicio y fin de la formación.
  • El título y la índole de la formación (máster, MOOC, diploma de técnico superior, etc.).
  • Si ya lo has terminado (incluye la nota obtenida cuando se trate de un diploma, certificación, etc.), y si no menciona que aún lo estás cursando.
  • Proyectos específicos en los que hayas trabajado y de los que te sientas orgulloso, como por ejemplo una tesis.

Atención: si acabas de llegar al mundo laboral y aún no tienes mucha experiencia, invierte el orden de los apartados de experiencia profesional y formación de forma que este último sea el primero en el que se fije el entrevistador.

Indica los idiomas que dominas. Aunque tengas un nivel básico de sueco, menciónalo, ya que siempre puede jugar a tu favor.

Incluye tus intereses. No hace falta que menciones muchos, pero cuanto más preciso seas, mejor.

Ve más allá:

Si terminaste una formación sin obtener un diploma, o decidiste abandonar a mitad de curso, no dudes en incluirlo en tu currículum, especialmente si te sientes cómodo hablando de ello. Por ejemplo, un fracaso durante el primer año de Medicina no le restará valor a tu perfil. Explica durante la entrevista cómo superaste ese fracaso y, de no haber sido así, cómo lograste redirigir tu carrera. De esta forma demostrarás tu madurez y que eres una persona con recursos.

Trayectorias profesionales más indicadas

Este es el único currículum que relata con claridad el recorrido que ha seguido el candidato, perfecto para quien no tenga nada que ocultar e ideal para primeros trabajos y perfiles más júnior, ya que permite detallar las experiencias más recientes.

Es ideal:

  • Para subrayar un trayectoria lineal donde puedas presentar los puestos clave con detalle, sobre todo si has trabajado mucho tiempo en la misma empresa.
  • Para destacar la progresión de un perfil júnior, ya que este currículum resalta la capacidad de evolución y de tomar responsabilidades.
  • Cuando el puesto que buscas es compatible con el último puesto ocupado.
  • Cuando en tu currículum existen pocos o ningún periodo “en blanco” entre trabajos.

Currículum funcional

Definición

También llamado currículum temático, es aquel que prescinde del historial y pone de relieve las competencias en lugar de la cronología. Este tipo de currículum no estructura el apartado de experiencia profesional por fechas, sino en función de los ámbitos de competencia del individuo. Es ideal para dar un mayor valor a las competencias y hacerlas destacar cuando ya se posee mucha experiencia.

Características

Los elementos de la experiencia profesional se clasifican por ámbitos de competencia o sectores. ¿El objetivo? Enfatizar las competencias adquiridas a lo largo del desarrollo profesional. Se entiende por competencias el conjunto de conocimientos y aptitudes necesarias para llevar a cabo las funciones de un puesto de trabajo.

Puesto que es mucho más difícil de redactar que un currículum cronológico, es necesario tener una visión muy clara para saber definir exactamente qué puedes aportar a la empresa. Tómate el tiempo necesario para reflexionar sobre tu trayectoria, tu proyecto profesional y las competencias requeridas en cada uno de los puestos que hayas ejercido.

Los apartados deben tener el formato siguiente:

  • Ámbito de competencias: enumera aquí las competencias adquiridas gracias a experiencias profesionales, formación, prácticas, voluntariados… como por ejemplo las competencias lingüísticas. No dudes en distinguir entre lo que sabes hacer y tus cualidades personales: poner de relieve tus habilidades sociales o soft skills y tu personalidad podría suponer una gran ventaja
  • Principales experiencias profesionales
  • Formación
  • Intereses

Trayectorias profesionales más indicadas

En general, este tipo de currículum tan flexible está aconsejado para los candidatos con una trayectoria atípica y dispersa, y para aquellos que ya tienen algo de experiencia. Más concretamente:

  • Cuando el apartado de experiencias profesionales es muy largo y detallado. Es el caso de quienes han cambiado a menudo de empresa y ocupado puestos y funciones diferentes, especialmente los profesionales sénior o aquellos al final de su carrera que acumulan una enorme experiencia no lineal.
  • Este tipo de currículum es igualmente favorecedor para los perfiles de creativos y emprendedores que llevan acumulados proyectos muy variados.
  • Cuando los candidatos redirigen su carrera hacia un sector profesional diferente y desean destacar aptitudes que tengan relación con sus intereses (como es el caso del sector de las nuevas tecnologías y los oficios relacionados con Internet).
  • Este modelo también se adapta bien a las personas que han ejercido la misma función durante mucho tiempo en la misma empresa (más de 15 años), ya que permite romper con la imagen de inmovilidad que esta podría suscitar e insistir en los conocimientos adquiridos.
  • Cuando los candidatos desean privilegiar ciertos aspectos de su trayectoria profesional. Por ejemplo, si te reincorporas al mercado laboral tras una larga ausencia, si crees que has cambiado demasiadas veces de empresa o si, en cierto momento de tu carrera, tuviste que aceptar un puesto menos honorífico, este tipo de currículum hará que la empresa centre la atención en tus cualidades.

Atención: Aunque este tipo de currículum se utiliza mucho en América, la información que contiene debe ser muy clara, de lo contrario puede levantar las sospechas de un entrevistador poco experimentado y hacer que este se pregunte qué ha querido ocultar el candidato.

Currículum combinado

Definición

El currículum combinado propone un término medio. Es sin duda el tipo de currículum más completo, ya que reúne las características de los dos tipos anteriores y permite reconciliarlos, con el formato de un currículum cronológico y subrayando al mismo tiempo las competencias y los logros de cada puesto que se haya ocupado.

Características

Combina simultáneamente una presentación práctica de las competencias y los logros más interesantes para la empresa con la presentación cronológica de la trayectoria profesional.

Existen distintos formatos:

  • En un primer bloque se presentan las competencias y en un segundo bloque se muestra una lista detallada y cronológica de los puestos ocupados.
  • El currículum posee la misma forma que un currículum cronológico, salvo por el hecho de que cada experiencia se describe en dos partes: descripción del puesto y competencias en cuestión.
  • El resto de los apartados son similares a los de un currículum cronológico.

Trayectorias profesionales más indicadas

Es un currículum que ofrece flexibilidad y creatividad, sin pasar por alto la precisión:

  • Conviene a los candidatos que han cambiado con frecuencia de empleo o que han tenido varios contratos temporales pero cuentan con una buena trayectoria profesional sin interrupciones.
  • Permite adaptarse todo lo posible al empleo deseado, ya que puedes modificar el apartado de competencias/logros en función del trabajo que buscas y mantener intacto el apartado donde aparece el historial de empleos.
  • Es perfecto para quienes buscan un currículum creativo y coherente.

Atención, es fácil que este tipo de currículums se vuelva demasiado largo y ocupe varias páginas, por lo que deberás reflexionar previamente y hacer un esfuerzo por sintetizar el contenido.

Sea cual el currículum que elijas, trata de revisarlo poniéndote en la piel del entrevistador y busca ante todo que sea coherente, sencillo y basado en los hechos.

Traducido por Rocío Pérez

¡Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook y abónate a nuestra newsletter para recibir nuestros mejores artículos!

Ingrid Dupichot

Freelance Content Writer

  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en LinkedIn

Descubrir más

Los últimos artículos

¡Síguenos!

¿Buscas respuestas? Recibe tu dosis de inspiración semanal y las ultimas tribus de la jungla.

Y en nuestras redes sociales: