'Networking': qué es y por qué lo necesitas

  • May 16, 2019

Según el barómetro del CIS realizado hace tres años con el fin de averiguar cómo consiguen trabajo los españoles, con datos del INE y del Ministerio de Finanzas, más del 45% de los españoles logran un empleo gracias a sus contactos. Tanto para encontrar el empleo que quieres, como para inspirarte y poder acceder a nuevos círculos profesionales, tendrás que moverte… y no solo de forma figurada.

Qué es el networking

El networking consiste en trabajar estratégicamente para conseguir una red de contactos, ya sea de tipo personal o profesional, según explica la pionera del networking profesional en España, Rosaura Alastruey en su libro El Networking. En este libro, Alastruey explica que una red de contactos bien trabajada puede ayudarte a resolver problemas, a intercambiar conocimiento y experiencias e, incluso, a encontrar un nuevo puesto de trabajo.

Pero el networking también se aplica en muchas facetas de nuestra vida diaria: para unos puede que esté en enviarle un correo electrónico a un antiguo profesor del colegio vinculado a tu sector profesional; para otros, en acudir a la última edición de la feria del cómic de su ciudad y mostrar sus propios bocetos a otros aficionados. Pero cabe recordar que la mayoría de nosotros hacemos networking sin darnos cuenta, ya que muchas relaciones profesionales empiezan de manera informal, cuando salimos a cenar con unos amigos o acudimos a la fiesta de cumpleaños de nuestro compañero de piso.

En el ámbito profesional, por ejemplo, estás haciendo networking cuando:

  • Creas un grupo de antiguos alumnos, una de las mejores maneras de empezar a crear una red de contactos: si la conservas, tendrás una red en la que apoyarte en el futuro para ampliar miras profesionales.
  • Tienes perfiles sólidos en plataformas como LinkedIn, red profesional en la que tendrás la oportunidad de intercambiar conocimientos uniéndote a grupos de tu sector.
  • Mantienes una buena relación con antiguos compañeros de otras empresas.
  • Acudes a los eventos especializados que se anuncian en plataformas como Meetup o Eventbrite.

Para quién resulta útil

¡Para todo el mundo! Tanto para quienes están buscando trabajo como para quienes ya lo tienen, el networking es una actividad permanente y una estrategia bidireccional, en la que todos los implicados ganan. Así que recuerda que no se trata de poner en práctica el popular refrán "por el interés te quiero Andrés", sino en que se creen intercambios útiles para todos.

Y si te preguntas si el networking es también para ti, la respuesta es sí: el networking está presente en todos los sectores y se aplica en todos los niveles, tanto si acabas de llegar al mercado laboral como si ya tienes varios años de experiencia, y está al alcance de todos.

La clave para poder definir una estrategia que se adapte a tus necesidades y trabajar tu red de contactos de manera adecuada está en aprender a identificar dónde está tu público objetivo: a veces, estará en Facebook e Instagram; en cambio, otras, en la próxima reunión de licenciados de tu universidad.

Por qué necesitas trabajar tu red de contactos

"Rara vez me quedo sin palabras, pero cuando se trata de describir, enfatizar de verdad, lo inmensamente importante que es establecer, cultivar y desarrollar una sólida red comercial de relaciones interpersonales mutuamente beneficiosas, no me salen las palabras. Porque es muy, muy, muy importante", afirmaba el emprendedor Mike Luzio en la revista en noviembre de 2018.

En 2019, el networking sigue en alza y puedes incorporarlo a tu día a día con múltiples objetivos:

Para encontrar trabajo

Puede parecer la opción más evidente, pero trabajar tu red de contactos puede ayudarte a encontrar un un nuevo empleo con el que encajes mejor, si ya tienes uno, o a incorporarte de nuevo al mercado laboral. La prueba de que el networking funciona es que los contactos son, hasta en un 47% de los casos, el medio utilizado para buscar candidatos por parte de empresas y profesionales de recursos humanos, según el Informe Infoempleo Adecco 2017. El mismo estudio afirma que 3 de cada 10 profesionales en activo encontraron su actual puesto de trabajo gracias a sus contactos personales. Piensa en tu propia experiencia: si alguna vez has tenido que recomendar a alguien, el primer nombre que te viene a la cabeza suele ser el de alguien con quien has trabajado o a quien has conocido de manera personal, ¿verdad? De ahí la importancia del networking: cuantos más profesionales conozcas, más probabilidades tendrás de que se acuerden de ti.

Para estar más satisfecho con tu puesto

Además, el networking te permite ir más allá del currículum a la hora de buscar trabajo y presentar de forma más directa lo que haces y lo que buscas a potenciales empleadores. De hecho, un estudio llevado a cabo durante tres años por Hans-Georg Wolff y Klaus Moser, de la Universidad de Erlangen-Nuremberg, en Alemania, demostró, ya en 2008, que invertir en contactos es un esfuerzo que sale a cuenta sí o sí a medio plazo. Tras entrevistar al personal de varias empresas alemanas, encontraron una correlación positiva entre el sueldo y la satisfacción profesional de los trabajadores, y la cantidad de esfuerzo que estos dijeron haber puesto en hacer contactos, dentro y fuera de la oficina.

Para inspirarte

Además de trabajos y oportunidades, estar en contacto con profesionales de tu sector es inspirador. Puedes descubrir otras maneras de hacer las cosas, recibir buenos consejos y enterarte de novedades que de otra forma se te habían escapado. Y si te estás preguntando qué es más importante en el siglo XXI, si la presencia online o la offline, la respuesta la tendrás, de nuevo, en tu experiencia personal: si bien los expertos insisten en la importancia del encuentro físico, piensa en cómo se comunican los profesionales con los que te gustaría contactar. ¿Crees que puedes entablar una relación de calidad con ellos a través de Internet o, por el contrario, merece la pena un encuentro en persona?

Para acceder a nuevos círculos profesionales

Una estrategia de networking bien ejecutada, con mensajes personalizados en cada contacto, te permite establecer potenciales colaboraciones, intercambiar servicios, expandir quizás tu negocio y, por supuesto, acompañar a otros en su camino hacia el éxito profesional. Recuerda que una buena red de contactos no sirve solo para conseguir tus objetivos, sino para ayudar a las personas de tu alrededor a conseguir los suyos.

Construir una red de contactos de calidad que pueda ayudarnos en nuestra carrera requiere tiempo (y a veces, también dinero) y no es un proceso que empieza y acaba: las relaciones hay que nutrirlas y mimarlas cada día, consolidarlas. Pero no olvides que, sin duda, trabajar el networking de manera eficaz ¡es una inversión que siempre se rentabiliza!

Bea González

  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en LinkedIn

Descubrir más

Los últimos artículos

¡Síguenos!

¿Buscas respuestas? Recibe tu dosis de inspiración semanal y las ultimas tribus de la jungla.

Y en nuestras redes sociales: