Programador: las 10 preguntas que debes hacer durante la entrevista de trabajo

  • July 12, 2019

Este artículo forma parte de la sección Behind the Code, dirigida especialmente a programadores. Para leer otros artículos similares –que incluyen experiencias, entrevistas a personas conocidas del mundo del desarrollo de software, o artículos de reflexión sobre la programación–, no dudes en consultar nuestra sección Behind the Code, disponible íntegramente en inglés.

¿Por qué es importante que hagas preguntas si te presentas a un puesto de programador? Las empresas utilizan las entrevistas para elegir a los mejores candidatos para cada puesto, pero tú también puedes sacarles partido, pues te permitirán saber si la empresa y el puesto cumplen con tus expectativas. La información publicada en la oferta de trabajo no suele ser suficiente. Solo tú puedes ir más allá y hacer preguntas que te permitan conocer mejor la cultura de la empresa, el ambiente, los procesos que utilizan, e incluso las oportunidades para tu carrera. Sylvain Lareyre, fundador de JobOpportunIT, afirma que “a las empresas se les da muy bien presentar su historia, las fechas claves y los números, pero no hay que tener miedo a hacer preguntas sobre otros aspectos”.

Hacer preguntas durante la entrevista te beneficiará porque, tal y como asegura Angela Zhang, responsable de ingeniería en Plaid, “haciendo preguntas difíciles demostrarás que has reflexionado sobre el tipo de ambiente que estás buscando”. También demostrarás que estás completamente dedicado a tu búsqueda de empleo y realmente quieres encontrar un trabajo que te llene.

¿No sabes por dónde empezar? Aquí tienes las preguntas clave que debes hacer, según el interlocutor con el que hables en cada una de las etapas del proceso de selección.

Las preguntas para Recursos Humanos

Cuando uno se presenta a un puesto de trabajo, la primera persona con la que habla por teléfono (o que ve) suele formar parte del departamento de Recursos Humanos. Esta primera entrevista −no técnica− tiene como objetivo conocerte, repasar tu trayectoria profesional, juzgar tu motivación y determinar si tu personalidad se ajusta a la empresa y al puesto vacante. Tú también puedes utilizar este primer contacto para hacerte una idea de la manera en la que funciona la empresa.

“¿Cuáles son las siguientes etapas del proceso de selección?”

Esta pregunta puede parecer básica, pero a menudo proporciona mucha información sobre el tiempo y la importancia que la empresa dedica a contratar a sus programadores. ¿Tu interlocutor te responde sin inmutarse, te indica las próximas etapas, e incluso te da los nombres del resto de personas que te entrevistarán? Esto significa que la empresa tiene establecido un proceso de selección, lo cual puede indicar su afinidad, de manera general, por los procesos, algo normalmente positivo, si es el tipo de ambiente que buscas.

Si muestras interés por las siguientes etapas del proceso transmitirás que eres una persona organizada y te tomas en serio las entrevistas. No dudes en buscar en Google información sobre tus futuros interlocutores y prepararte lo mejor posible. Quién sabe: con un poco de suerte a lo mejor tenéis algún conocido o amigo en común o habéis estudiado en el mismo colegio o universidad.

“¿Por qué estáis buscando a alguien para este puesto?”

Tanto si se trata de un reemplazo como de un puesto de nueva creación, al hacer esta pregunta puedes obtener información de gran valor.

Si buscan sustituir a alguien, esto no tiene por qué ser mala señal. Pero no está de más que intentes saber por qué se va el programador que ocupa el puesto: puedes ponerte en contacto con él directamente o preguntárselo a alguien de su equipo, si se presenta la oportunidad. También puedes aprovechar para preguntar si el campo de acción del puesto vacante será exactamente el mismo que el que cubría el programador que se marcha.

Si se trata de un puesto de nueva creación, significa que la empresa ha lanzado un nuevo proyecto o está creciendo, lo cual es positivo. En este caso, puede ser interesante hacer preguntas sobre los objetivos que tiene la empresa en cuanto a su crecimiento, evolución de plantilla, así como el impacto que tendrá dicho crecimiento sobre la organización de los equipos técnicos.

Las preguntas para el director de tecnología

La entrevista con el director de tecnología tendrá como objetivo principal evaluar tus competencias y conocimientos técnicos a partir, por ejemplo, de los resultados de un test técnico que te pedirán que realices justo antes. No cometas el error de limitar este encuentro a un intercambio meramente técnico y aprovecha para hacer preguntas que te revelen cómo está dirigido el equipo de desarrolladores.

“¿Cómo sería el candidato ideal?”

Si pides que te describan al candidato ideal, sabrás más sobre lo que esperan del puesto y sobre el ambiente de trabajo. No dudes en indicar por qué razones crees que tu experiencia profesional y personal se ajusta a la descripción. Sé preciso. Si quieres demostrar que eres una persona que sabe trabajar en equipo, toma el ejemplo de un proyecto en el que hayas trabajado mano a mano con tus compañeros y explica qué hiciste para que funcionara y cómo superasteis las dificultades que encontrasteis.

“¿En qué proyectos trabaja el equipo actualmente?”

Si el director de tecnología describe los proyectos que tienen en curso, te dará información clave sobre:

  • su duración
  • los frameworks y herramientas que utilizan
  • la organización del equipo técnico
  • las interacciones con el resto de la empresa y el equipo de producto

Muestra tu interés preguntando, por ejemplo, por qué han elegido tal herramienta y no otra, o pidiendo información sobre detalles de implementación. Esto te permitirá saber si se trata de proyectos que te interesan (o no), así como informarte sobre los proyectos futuros en los que quizás tengas que participar.

“¿Quién decide qué features hay que desarrollar?”

Esta pregunta te permitirá entender el papel de cada uno de los equipos y participantes en el ciclo de vida de una feature, especialmente en el momento en que se transmitan las necesidades de nuevas funcionalidades. Puedes también preguntar quién prioriza las features después, cómo las validan antes de iniciar la producción y cómo las documentan.

Por supuesto, eres libre de dar tu opinión sobre los procesos que tienen establecidos, pero Sylvain Lareyre advierte que mostrar una opinión “demasiado dogmática” puede estar mal visto. No olvides que las entrevistas son momentos de intercambio y no un entorno propicio para las críticas.

“¿Qué criterios tenéis en cuenta a la hora de contratar a lead developers?”

Si el director de tecnología te explica por qué motivo han ascendido a una persona, te estará revelando las competencias técnicas y no técnicas que valoran dentro del equipo. ¿Uno de los desarrolladores consiguió un puesto de lead developer por sus conocimientos técnicos? ¿O más bien porque siempre estaba ayudando al resto de desarrolladores? ¿O porque siempre está al día de las últimas novedades?

Conocer los detalles de los últimos ascensos te indicará igualmente de qué manera podrías evolucionar dentro de la empresa. Si tu objetivo es conseguir un puesto de lead developer dentro de dos años, te interesa saber si esto será posible o si, por el contrario, todos los puestos están ocupados.

Las preguntas para tus futuros compañeros

¡Considérate afortunado si te dan la oportunidad de conocer al equipo de programadores durante el proceso de selección! Aprovéchala para confirmar (o desmentir) tus impresiones y la información que hayas obtenido en las entrevistas anteriores. A menudo se trata de una entrevista mucho menos formal que las demás, por lo que te aconsejamos seguir en la misma línea, sin por ello parecer demasiado despreocupado. Sylvain Lareyre recomienda “mostrarse natural, sonriente y atento, pues no sirve de nada esconderse ni tratar de hablar a toda costa para contar tus habilidades”.

“¿Qué ambiente de trabajo hay?”

Con esta pregunta podrás comprobar si el ambiente de trabajo se ajusta a tu personalidad y a lo que estás buscando. Te permitirá saber si es más bien tranquilo o animado, si se respetan los horarios de trabajo, cuáles son las costumbres del equipo a la hora de comer, o si organizan actividades o salidas de manera regular fuera de los horarios de trabajo. Todo esto te indicará además indirectamente la carga de trabajo de tus compañeros.

“¿Qué es lo que más os gusta de la empresa y del equipo?”

Esta pregunta, clásica pero eficaz, te permitirá saber rápidamente si los valores y buenas prácticas que te han vendido en las entrevistas anteriores los miembros de Recursos Humanos y el director de tecnología están realmente instauradas y los equipos las aprecian. Nada te impide preguntar igualmente qué es lo que menos les gusta, pero si lo haces, hazlo con una sonrisa. Sin duda obtendrás contestaciones diferentes, según los perfiles de los desarrolladores, por lo que debes tener en cuenta todas las respuestas que te den.

“¿La empresa os ayuda a desarrollar vuestra carrera profesional?”

Seguramente te habrán prometido muchas cosas en las entrevistas anteriores, pero, ¿realmente las van a cumplir si te contratan? ¿Se aborda el tema de la evolución profesional en los balances trimestrales? ¿En la empresa resulta problemático evolucionar como uno quiere? ¿Se sienten acompañados en este sentido?

También será la ocasión de saber si la empresa te permitirá adquirir competencias nuevas. Quizás organicen regularmente, por ejemplo, intercambios de experiencias dentro del equipo técnico.

“¿De qué proyectos os sentís más orgullosos?”

Según lo que te contesten, podrás saber si los desarrolladores son responsables de una feature o de un proyecto entero. Pregunta también si ellos pueden decidir qué arquitecturas, tecnologías y librerías prefieren utilizar. Esto te indicará el nivel de responsabilidad que tendrás si te contratan.

Aprovecha asimismo la oportunidad para preguntar qué nivel de intervención tienen el lead developer y el director de tecnología en los proyectos. ¿Están realmente presentes en los momentos difíciles?

A fin de cuentas, hacer preguntas en las entrevistas solo puede beneficiarte: obtendrás información valiosa y a la vez transmitirás profesionalidad. Y recuerda que, aunque lo que te digan es importante, también puedes utilizar tu sentido de la observación en los intercambios no verbales. Por ejemplo, si tus interlocutores no pueden dedicarte mucho tiempo en la entrevista, seguramente tampoco podrán dedicártelo si te contratan cuando necesites preguntarles algo. Tampoco dudes en hacer la misma pregunta a varias personas y comprobar si te dan la misma respuesta.

¡Accede a más contenido dirigido especialmente a programadores en nuestra sección Behind the Code!

Guillaume Sasdy

C# .NET developer @ CSN Energy

  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en LinkedIn

Descubrir más

Los últimos artículos

¡Síguenos!

¿Buscas respuestas? Recibe tu dosis de inspiración semanal y las ultimas tribus de la jungla.

Y en nuestras redes sociales: