Qué hacer y qué evitar para triunfar como desarrollador front end

  • July 30, 2019

La principal diferencia entre el desarrollador front y el back end es el resultado final: a quién va dirigido su trabajo. Mientras el desarrollador back end es la parte oculta, la creación del código que permite el funcionamiento de una página web, el front end es el encargado de interpretar y adaptar lenguajes básicos de desarrollo web (como HTML, CSS y JavaScript) para crear la experiencia final del usuario. Es un perfil cada vez más demandado, que requiere también de una constante actualización. Hablamos con Javier Real, desarrollador full stack y Web Team Lead Engineer de Tiendeo, para conocer las claves de esta profesión.

QUÉ HACER

Escoger una formación adecuada

“Lo ideal si quieres empezar a trabajar como desarrollador es tener una buena base, lo que puede permitirte encontrar trabajo directamente a la salida de la universidad”, asegura Javier Real. De hecho, según describe el desarrollador de Tiendeo, la edad media de un front end está en torno a los 27 y 35 años.

Eso sí, es necesario reflexionar sobre la diferencia entre escoger cursos específicos de programación especializada y embarcarse en una carrera de informática o un ciclo formativo. Para Javier, lo ideal es optar por una formación universitaria o de ciclo formativo, ya que lo que suelen aportar los cursos son “conocimientos complementarios” a esa base y permiten al desarrollador “reciclarse” y aprender rápidamente a utilizar nuevas herramientas.

“Una buena base puede permitirte encontrar trabajo directamente a la salida de la universidad”

Dominar los lenguajes

Transformar unas líneas de código HTML en webs dinámicas y accesibles no es magia, sino que es la consecuencia directa de que el desarrollador domine el lenguaje con el que trabaja. Para Javier, dominar los lenguajes de programación es el secreto del front end. “Es como saber desenvolverse en inglés o ruso”. A día de hoy, es necesario estar familiarizado con los lenguajes de programación más utilizados, como Java, JavaScript, Python, C# o Go, que te permitirán construir tu trabajo de forma útil y cómoda.

Más tarde, deberá encontrar su propio framework o entorno de trabajo, una especie de “librería” donde estructurar conceptual y tecnológicamente sus herramientas. Hoy día, el front end tiene a su disposición varias opciones, como REACT.Js, Angular, Vue.Js, Reason o Graphql, entre otras.

image

Crear una experiencia user-friendly

El trabajo del desarrollador front end consiste también en mantener la comunicación entre equipos para asegurar al usuario la mejor experiencia posible. De hecho, cada vez es más habitual que el front end converse con otros miembros del equipo, como el equipo de diseño, que son quienes fijan las pautas finales y suelen trabajar como una guía en el proceso de creación de una web o de una aplicación. “Si los informáticos crean una aplicación que sólo entienden informáticos, sólo ellos la utilizarán”, ironiza Real. Y, para evitarlo y garantizar una experiencia final user-friendly y un producto final que se adapte a las necesidades y las expectativas del usuario, “el desarrollador front end tiene un rol clave”.

“Si unos informáticos crean una aplicación que sólo entiendan informáticos, sólo ellos la utilizarán”

Estar dispuesto a participar en la toma de decisiones

Actualmente, la mejora de la comunicación tanto interna como externa de una empresa va de la mano de las labores de un desarrollador, pero no todas las compañías mantienen la misma relación con sus trabajadores en el área front end: “Existen organizaciones que buscan a gente resolutiva, que pueda cumplir con sus tareas en el menor tiempo posible y sin perder tiempo en buscar nuevos sistemas de trabajo”, comenta Javier. Pero también existen otras con una mentalidad más abierta, con frecuencia vinculadas al universo start-up y que siguen el camino de las grandes corporaciones tecnológicas, que implica que los trabajadores han de sentirse cómodos en la toma de decisiones, lo que, según Javier, ayuda al desarrollador a crecer como profesional.

Estudiar la demanda

Los cambios incesantes en la arquitectura de las webs para mejorar la experiencia del usuario o la introducción de nuevos lenguajes y códigos de programación obligan a las empresas a consolidar sus perfiles de desarrollo web, para poder gestionar este volumen de trabajo creciente. Es por ello que el trabajo de desarrollador front end tiene cada vez más demanda en el sector tecnológico y siempre es conveniente mantenerse al día de las empresas o sectores con necesidades vinculadas a la profesión. En el caso de España, esta demanda se concentra en las grandes ciudades como Barcelona o Madrid.

image

QUÉ EVITAR

Trabajar sin tener en cuenta los dispositivos

“Cualquier desarrollador debe abandonar la idea de que el único soporte con el que trabaja es el PC”. Javier Real habla de cómo ha cambiado el consumo de páginas: tabletas y móviles ocupan ya gran parte de la demanda del mercado. Por tanto, pensar en el dispositivo durante el proceso de creación es esencial hoy en día para dar en el clavo.

En este sentido, la experiencia de visualizar una página web que no esté optimizada o que no sea compatible para estos dispositivos resulta frustrante para el usuario, y lo mismo sucede cuando el contenido que ralentiza la carga de la página. Es por ello que resulta necesario un cambio de mentalidad, que permita al desarrollador front end integrar el diseño de sus páginas web para dispositivos móviles desde el inicio de proceso de creación.

No adaptarse a las tendencias del diseño

El desarrollador front end debe ser receptivo a los diferentes cambios en el sector. La evolución de la arquitectura de las webs, la adaptación a los nuevos lenguajes de programación y la multiplicación dispositivos tras el auge de los smartphones ha traído consigo una etapa en la que la que la complejidad visual de las webs es menor y resultan más fáciles de usar.

El problema de no tener en cuenta la realidad de los dispositivos mencionados nos lleva a una cuestión esencial: ¿cómo mejorar entonces la navegación de un sitio para que sea compatible con los usuarios móviles? Todo se resume en una palabra: simplificar. El desarrollador front end debe usar las herramientas a su alcance para garantizar que el usuario “encuentre fácilmente lo que busca”, pues con una web optimizada y diseñada para responder a la experiencia móvil evitaremos perder visitantes potenciales. La premisa es clara: “el usuario no puede perder tiempo interpretando la página”, explica Real.

Quedarse estancado

Un desarrollador front end debe sentir pasión por su trabajo, puesto que requiere de una formación y actualización permanente para evitar el estancamiento. “Quedarse estancado en el mundo web es desaparecer”, afirma Javier. Lo ideal para que esto no ocurra es encontrar una empresa que apueste por ello y el trabajador se sienta cómodo aportando su grano de arena. “Las empresas deben apostar por la formación. Si no, es imposible potenciar el trabajo de sus empleados”, advierte.

“Quedarse estancado en el mundo web es desaparecer”

¡Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook y abónate a nuestra newsletter para recibir nuestros mejores artículos!

Joe Pachorra

¿Quieres unirte a Tiendeo?

  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en LinkedIn

Descubrir más

Los últimos artículos

¡Síguenos!

¿Buscas respuestas? Recibe tu dosis de inspiración semanal y las ultimas tribus de la jungla.

Y en nuestras redes sociales: