Cómo desarrollar y mantener tu red de contactos para un 'networking' eficaz

  • July 3, 2019

“Se estima que entre un 75 y un 80% de las ofertas de empleo se cubren a través de la red de contactos o, lo que es lo mismo, a través del networking”, dice Rosaura Alastruey, pionera en España del networking profesional y autora de uno de los manuales básicos en este ámbito, ‘El Networking’. Pero atención: tener una red de contactos no basta para llevar a cabo un networking que nos ayude en nuestra carrera de forma eficaz.

Digamos que tu red de contactos es como una planta. ¿Qué pasa si no la cuidas, riegas y abonas? Con el networking sucede lo mismo: construir y cultivar una red profesional de contactos requiere constancia para dar frutos. Según comparte Rosaura Alastruey, “el networking se basa en las 3P: proactividad, planificación y paciencia”. Para que tú también puedas desarrollar una estrategia de networking que te ayude a prosperar en el mundo profesional y a conseguir posicionarte, estos son los consejos de Welcome to the Jungle:

1. Define un objetivo

Tu red de contactos debe ayudarte a conseguir una meta concreta en tu vida profesional. Por ello es importante definir qué pretendes obtener de ella y hacia dónde quieres que te lleve. Para la experta, networking es sinónimo de estrategia” y, como en toda estrategia, el primer paso para construir una red de contactos sólida consiste en definir un objetivo. Por ejemplo:

  • Encontrar un nuevo trabajo
  • Posicionarte como experto en tu sector
  • Inspirarte para llevar a cabo nuevos proyectos
  • Acceder a nuevos círculos profesionales

Del objetivo que hayas definido dependerá el desarrollo de tu plan de acción y los posibles contactos que te interesará añadir a tu red. Como punto de partida, los expertos recomiendan seleccionar empresas de interés y expertos vinculados al sector que te interesa. A continuación, puedes identificar elementos afines e intereses comunes y ofrecerte como conexión y apoyo. Debes mantener una relación sincera con los integrantes de tu red, contar de forma clara tus necesidades y ofrecerte a ayudar.

2. Aprende a presentarte

A la hora de presentarte y de darte a conocer, es importante que resaltes uno de tus valores o características significativas por encima de otras, de manera que a los demás les sea más fácil recordarte en el futuro. Este es el momento de dejar clara tu especialidad (por ejemplo, si eres diseñador web especialista en un tipo de plataforma, si eres redactor y escribes sobre un tema determinado…), pues será más fácil que se acuerden de ti si algún día alguien necesita un servicio que tú puedes ofrecer. No dudes hablar también de las cosas que te interesan y de los proyectos en los que has estado involucrado.

Esto te ayudará a construir un discurso de presentación o speech, cuyo tono (formal o informal) y duración podrás adaptar en función del contexto y de quién sea tu interlocutor (piensa que no te presentarás de la misma forma a un posible colega de tu sector que al presidente de una empresa con la que te gustaría colaborar). “Recomiendo a los profesionales que preparen un buen speech y que lo pongan en práctica”, dice Alastruey. Otra idea es darle importancia a los materiales de soporte (como las tarjetas de visita) para hacer que tus contactos te recuerden.

3. Participa en eventos especializados

Acudir a eventos de networking es una de la estrategias que los expertos recomiendan para aprender a trabajar la red de contactos: uno aprende a hablar en público, ir al grano, organizar las ideas y, sobre todo, a validar su marca personal. Además, estos eventos suelen ofrecer a los asistentes ponencias con profesionales de larga experiencia dispuestos a compartir sus conocimientos a modo de mentores.

Para estar al día de las convocatorias te recomendamos:

  • Espacios como WeWork, con oficinas en todo el mundo, también en Madrid y Barcelona. En los calendarios podrás ver encuentros, charlas y hasta talleres para emprendedores que te permitirán recibir feedback de expertos sobre tus ideas, con entradas a precios asequibles.
  • Aplicaciones como Neting, enfocada al networking digital para comerciales, empresarios y profesionales en general, o Territorio Emprendimiento, que apoya a los emprendedores con ideas y fomenta encuentros locales con empresarios e inversores.
  • Plataformas como Eventbrite o Meetup, con gran presencia entre quienes hacen negocios en español.
  • Las cuentas de Twitter y Facebook de organismos como las cámaras de comercio o asociaciones profesionales, ya que anuncian habitualmente encuentros de networking.

4. Acude a espacios de coworking

Acudir a espacios de coworking puede ser una muy buena estrategia, especialmente si trabajas de forma independiente y tienes la oficina en casa. Podrás:

  • ampliar tu red de contactos profesionales (ya que de otra forma quizás trabajarías solo desde casa)
  • crear sinergias
  • nutrirte de la energía e ideas de profesionales que han emprendido su propio negocio

Una comunidad que está en alza en el mundo laboral de todo el mundo son los llamados nómadas digitales, profesionales que trabajan de forma remota (desde casa, cafeterías, bibliotecas, pero sobre todo espacios de coworking en el extranjero) en lugar de hacerlo en un lugar de trabajo fijo u oficina, gracias a la independencia que proporcionan las nuevas tecnologías. En los espacios de coworking, además de ofrecer oficinas físicas con WiFi de alta velocidad y salas de reuniones, también organizan eventos de networking. Su ventaja es que son aceleradores de negocios: hacen más fácil y rápido el trabajo de encontrar posibles socios y colaboradores.

5. Optimiza tu presencia en las redes sociales

Nuestros contactos son importantes, pero también los contactos de nuestros contactos, de ahí la importancia hoy de las redes sociales en tu estrategia de networking. Tener un perfil sólido y coherente en plataformas como Facebook, Instagram o Linkedln te ayudará a posicionar tu marca personal y a hacer que se te recuerde. Para ello:

  • Elige una red social que pueda potenciar tu negocio. Plantéate por qué decides estar presente en cada una y qué buscas en cada una de ellas.
  • Únete a grupos de un ámbito en concreto, lo que te dará la oportunidad de compartir conocimientos con otros miembros del grupo. En este tipo de grupos especializados, se comparte contenido de calidad seleccionado por su relevancia e interés. Además de participar, no olvides reaccionar y comentar el contenido de los demás.
  • Utiliza los buscadores para encontrar perfiles interesantes y estudia su actividad.
  • Haz un seguimiento y dedica un rato al día (con unos 30 minutos debería bastar) a compartir y/o comentar contenidos, ver quién te ha añadido a su lista de contactos, visitar perfiles, revisar las publicaciones de los demás…

Y si bien se trata de una red de mensajería y no de una red social en sí (aunque en este caso el funcionamiento es similar al de los grupos de redes como Facebook o LinkedIn), otra de las tendencias que se está incorporando al networking digital es el uso de listas de difusión de WhatsApp, “en las que se comparte contenido y ofertas de empleo a través del contacto directo”, revela Alastruey. Y lo mismo sucede con los “canales” públicos de la red de mensajería interna Slack, que sirven para intercambiar contenido entre los miembros.

6. Mantén el contacto y sé constante

Tras la primera toma de contacto con otros profesionales llega lo importante: el seguimiento. Escribe un correo electrónico tras el encuentro agradeciendo el tiempo de la otra persona, recordando quién eres y, si lo consideras conveniente, solicita una reunión para hablar más en profundidad.

“Intentamos hacer entender que una estrategia de networking es como una dieta. De poco sirve emocionarse y hacer muchas cosas durante una semana para luego dejarlo una temporada. Mejor poco, pero constante”, cuenta la experta. Lo mejor que puedes hacer es tratar de mantener el contacto de forma regular, favoreciendo el intercambio a través de las redes sociales, una charla en un evento o incluso proponiendo un café de vez en cuando.

Las redes profesionales son herramientas, no un fin para conseguir trabajo cuando no lo tienes. De hecho, incluso si ya tienes un empleo, es importante recordar que una red de contactos estructurada y sólida te ofrecerá la oportunidad de encontrar otro trabajo o misión que te permita seguir desarrollándote. Como decía Jeff Taylor, fundador de la web de empleo Monster.com, “no deberías estar creando tu red de contactos cuando estés buscando trabajo, ya que entonces es cuando tu red debe estar trabajando para ti”.

Foto Aticco Barcelona @WTTJ

¡Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook y abónate a nuestra newsletter para recibir nuestros mejores artículos!

Bea González

Periodista

  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en LinkedIn

Descubrir más

Los últimos artículos

¡Síguenos!

¿Buscas respuestas? Recibe tu dosis de inspiración semanal y las ultimas tribus de la jungla.

Y en nuestras redes sociales: