Desarrolladores: atraer oportunidades gracias a la presencia online

  • May 22, 2019

Este artículo forma parte de la sección Behind the Code, dirigida especialmente a programadores. Para leer otros artículos similares –que incluyen experiencias, entrevistas a personas conocidas del mundo del desarrollo de software, o artículos de reflexión sobre la programación–, no dudes en consultar nuestra sección Behind the Code, disponible íntegramente en inglés.

En un mercado tan competitivo como el de los desarrolladores, encontrar un puesto interesante no es sencillo y, a pesar de que dicho mercado no deja de crecer, destacar entre la multitud es más difícil que nunca. Los que trabajan en el campo de la tecnología tienden a cambiar de puesto con bastante frecuencia, y esto hace que aumente la competencia, ya que incluso quienes cuentan con un buen trabajo acaban por cambiar al poco tiempo. Además, un nuevo trabajo suele conllevar un aumento de sueldo, lo cual incentiva aún más la búsqueda. Aunque es cierto que tener una presencia digital no es obligatorio, esta puede ayudarte a destacar. Además, un perfil digital interesante puede dar lugar a propuestas de trabajo y contactos inesperados.

Presencia digital a través de LinkedIn o página web

Si hace más de tres años que trabajas como desarrollador profesional y posees una cuenta de LinkedIn, lo más seguro es que alguna que otra empresa ya haya intentado contactar contigo para proponerte ofertas poco interesantes. De hecho, por este motivo muchos desarrolladores han decidido desactivar su cuenta.
Sin embargo, en un mercado tan competitivo como el de los desarrolladores, es frecuente que grandes empresas como Google, Amazon o Facebook busquen candidatos a través de sitios como LinkedIn. Aunque son mucho más selectivas, estas empresas suelen buscar perfiles en las mismas plataformas que las demás. De ahí la importancia de poseer un perfil que destaque para atraer así las mejores ofertas de trabajo que se presenten, aunque eso implique tener que recibir ofertas poco interesantes. ¡Así es la vida!

Para atraer la atención, necesitarás un perfil que te haga sobresalir. La opción a la que más gente recurre es LinkedIn, pero también puedes optar por un sitio web personal. Elijas la opción que elijas, esta deberá ser fácilmente accesible. Gracias a tu perfil, las empresas podrán conocerte mejor y descubrir tu trabajo, además de tener una primera impresión sobre ti, así que tómatelo muy en serio.

Prioriza la calidad

Tu perfil debería incluir una foto en alta resolución en la que salgas favorecido. Tendemos a recordar mucho mejor una cara que un nombre en una hoja de papel o en un correo electrónico, por lo que una buena foto hará que los entrevistadores se acuerden mejor de ti. Tu perfil también debe incluir información clara y concisa de tu experiencia laboral. Los entrevistadores y responsables de Recursos Humanos tienen debilidad por los candidatos que saben explicar con claridad lo que han hecho previamente, ya que esto demuestra que serán capaces de comunicarse bien como empleados. Por último, intenta incluir recomendaciones de compañeros de trabajo o de clientes/empresas. No hay nada mejor que el discurso entusiasta de un antiguo jefe o de un cliente satisfecho para ayudarte a impulsar tu carrera.

Los portfolios que muestren tu trabajo pueden tener formatos diversos, como por ejemplo contribuciones de código abierto, un blog activo o respuestas a preguntas en Stack Overflow, pero elijas el formato que elijas, los principios fundamentales para crear un perfil destacado suelen ser los mismos. Ten en cuenta que un buen perfil debería mostrar que eres entusiasta y estás comprometido a hacer un trabajo de calidad. Incluyas lo que incluyas en tu perfil en línea, asegúrate de mostrar que estás orgulloso de tu trabajo. No es problema si quieres mencionar una docena de proyectos a medio acabar, en tu currículum, LinkedIn o tu página web, pero incluye únicamente enlaces a aquellos que tengan un aspecto profesional.

Haz hincapié en lo que te gusta hacer

Muchos creen que nuestra presencia online debería estar vinculada al trabajo que nos gustaría hacer y esto es especialmente cierto en el caso de las personas que desean cambiar de carrera o de sector. Si vas a solicitar un puesto en infraestructura web pero solo tienes experiencia como desarrollador front-end, una publicación en tu blog sobre las ventajas del HTTP2 o sobre casos interesantes de ataques DDoS puede demostrar que eres el candidato ideal, aunque tu pasado profesional no refleje necesariamente tu talento o interés por la infraestructura. Si te interesa un puesto en data science, tu portfolio debería incluir los resultados de un análisis de exploración de datos que hayas llevado a cabo con Jupyter Notebook. Si deseas trabajar con aplicaciones iOS, es buena idea incluir una de tus aplicaciones en tu portafolio.

En función de lo que desarrolles (un blog, software, análisis u otros), ten por seguro que te preguntarán sobre ello durante la entrevista. Practica la presentación de los proyectos que hayas incluido en tu portfolio. Debes ser capaz de describir en detalle tu trabajo, incluidas las herramientas que hayas utilizado, los frameworks o bibliotecas de programas que hayas empleado, el porqué decidiste realizar este proyecto, de qué manera contribuiste (en caso de tratarse de un entorno colaborativo), etc. Tu futura empresa querrá contratar a alguien que sepa comunicarse con claridad y describir detalladamente en qué consiste su trabajo. Y, sobre todo, no incluyas enlaces a aquellos proyectos que no te interese seguir realizando en el futuro. Si estás intentando dejar el desarrollo web pero tu portfolio no muestra más que sitios web hechos por ti, estarás atrayendo las ofertas equivocadas.

Desmárcate proponiendo algo diferente

Ten en cuenta también que tu presencia en línea no tiene por qué estar relacionada únicamente con tu trabajo. El proceso de selección de desarrolladores consta de tantas cuestiones de tipo técnico que es fácil olvidar que también se evalúa la capacidad de llevarse bien con los compañeros y formar parte de un equipo. Un perfil en línea que muestre tus intereses personales (en lugar de los profesionales) podría llamar la atención de equipos que tengan los mismos gustos que tú. Si tocas un instrumento, eres fotógrafo, o te gusta cocinar, hacer surf o jugar al ajedrez (o cualquier otra cosa), quizás tu pasión te haga destacar entre la multitud. Esta estrategia es especialmente efectiva si tu currículum y tu experiencia laboral ya demuestran tus competencias profesionales en el trabajo que deseas conseguir.

Según parece, las personas que poseen intereses muy variados tienen muchas más posibilidades de triunfar en el contexto económico actual. Los directores de Recursos Humanos que sean conscientes de ello mostrarán un mayor interés por los candidatos que destaquen en más de un área, sobre todo en las pequeñas empresas, donde se espera que los empleados sepan adaptarse rápidamente a las circunstancias cambiantes. Por lo tanto, deberás asegurarte de resaltar tus intereses con la misma entrega con la que destacarías tu trabajo, ya que un dato poco habitual puede llamar la atención de una empresa en el momento de seleccionar a un candidato entre cientos de perfiles y currículums.

El mejor consejo para quienes deseen añadir algo a su portfolio es escoger un tema que les interese. Los peores proyectos en un portfolio son aquellos que se quedan a medias porque su creador perdió el interés. El tema importa menos que la calidad, así que busca algo que te entusiasme lo suficiente como para trabajar en ello por las noches o los domingos por la tarde. Tu pasión saldrá a relucir y el hecho de que el proyecto esté acabado demostrará tu compromiso con el trabajo. Y recuerda: un portfolio no es algo estático. A medida que aprendas nuevas habilidades, deberás actualizar tu currículum para exhibir tus nuevas competencias. Un portfolio no actualizado solo atraerá ofertas para tu “yo” de antaño.

No te olvides de las redes sociales

Te guste o no, las empresas irán a buscarte en Google, y lo más probable es que tus cuentas de Twitter, Quora, Stack Overflow, LinkedIn, Facebook, etc. aparezcan durante la búsqueda, sobre todo si tienes un nombre poco habitual. Si tienes un pasado oscuro como troll de Twitter, te interesa borrar tus antiguos tuits, así como otras publicaciones de las que no te sientas orgulloso. La buena noticia es que puedes aprovechar la oportunidad para responder preguntas en Quora o Stack Overflow, o intervenir en conversaciones positivas en Twitter, lo cual te ayudará a crear tanto nuevos contactos como un buen portafolio.

El hecho de haber publicado unas cuantas respuestas perspicaces en Stack Overflow demostrará que eres un buen jugador de equipo y que sabes ayudar a tus compañeros cuando lo necesitan. Una cronología interesante en Twitter que muestre artículos y conversaciones amenas indicará que sigues teniendo ganas de aprender, explorar nuevos caminos y compartir tus descubrimientos con tu equipo. Una respuesta inteligente en Quora mostrará que eres capaz de efectuar búsquedas, comunicarlas con claridad y compartir tus conocimientos.

De hecho, una de las ventajas de permanecer activo en las redes sociales, aparte de sentar las bases de tu presencia en línea, es que estarás creando nuevos contactos al mismo tiempo. Si cuentas con un perfil auténtico y comprometido en las redes, gracias a la propia naturaleza de estas plataformas, estarás llamando la atención de una audiencia más amplia, lo cual que servirá como prueba tangible a nivel social a una posible empresa contratante. Si deseas trabajar en un área específica, una buena forma de mejorar tu perfil es responder a preguntas sobre esa área en Quora, Stack Overflow u otros foros. Así demostrarás tus conocimientos y, simultáneamente, entrarás en contacto con otras personas interesadas en los mismos temas.

Por último, y aunque suene a tópico, en el mundo empresarial de lo que verdaderamente se trata es de demostrar lo que sabes. Conectar con la gente adecuada en las redes sociales puede tener un gran efecto sobre quien vea tu trabajo y tu portafolio. Formar relaciones con la gente que conozcas en conferencias, salones u otros eventos profesionales también puede ayudar a que tu portafolio caiga en las manos correctas. Si estás buscando un trabajo en una empresa concreta, haz un esfuerzo consciente por contactar con personas que trabajen en dicha empresa: a veces una recomendación interna puede resultar decisiva.

Por dónde empezar

Existen muchísimas opciones a la hora de crear o ampliar tu presencia en línea, así que aquí te proponemos una breve lista de ideas para que comiences con buen pie. Decidas lo que decidas perseguir a nivel profesional, recuerda elegir un proyecto que te interese lo suficiente como para terminarlo, y publica únicamente el trabajo del que te sientas orgulloso. Como decíamos, no pasa nada por perder el interés en un proyecto y no terminarlo, pero si tu portafolio no es más que una colección de trabajos inacabados, esto podría enviar un mensaje equivocado a tus posibles entrevistadores.

  • Crea algo y publícalo en GitHub.
    · Es especialmente importante publicar algo relacionado con el campo en el que te gustaría trabajar.
    · Vale más terminar un pequeño proyecto que dejar a medias uno grande.
  • Haz tu aportación a una biblioteca de código abierto existente que utilices y valores.
    · Existen multitud de debates en bibliotecas de código abierto de todo tipo.
    · Podría tratarse de algo tan simple como la mejora de la documentación.
  • Redacta una publicación en un blog.
    · Escribe sobre un evento tecnológico de actualidad o una tecnología emergente que te interese.
    · Escribe sobre un proyecto que acabes de terminar.
    · Escribe un tutorial sobre una biblioteca o una herramienta que te guste.
  • Compra una URL y crea tu sitio web personal. Si no eres desarrollador web, puedes utilizar por ejemplo Squarespace para crear rápidamente un sitio web adaptado a la pantalla de móviles, tabletas y otros dispositivos.
  • Da una conferencia o colabora en un evento local, obtén el vídeo y publícalo en YouTube.
    · Propón varios temas, aunque pienses que no te seleccionarán.
    · Hay muchos eventos en los que los organizadores no esperan que seas conocido.
  • Hagas lo que hagas, elige un tema que te interese de verdad y en el que te gustaría trabajar hasta el final del proyecto.

Ilustración de Brice Marchal

Traducido por Rocío Pérez

¡Accede a más contenido dirigido especialmente a programadores en nuestra sección Behind the Code!

Tyler Bettilyon

Software engineer, writer, and educator on a mission to watch the world learn

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en LinkedIn

Descubrir más

Los últimos artículos

¡Síguenos!

¿Buscas respuestas? Recibe tu dosis de inspiración semanal y las ultimas tribus de la jungla.

Y en nuestras redes sociales: